CRISTINA SARALEGUI GRACIELA MORI

 

          

ME SACARON DE UNIVISION POR VIEJA CLIK AQUI

                                   EL SHOW DE CRISTINA DEJARA DE EMITIRSE EN NOVIEMBRE DESPUES DE 20 AÑOS

Según la revista Mira la cancelación del show de Cristina, a pesar de los altos ratings y 22 años al aire, se debió a una venganza de su antiguo productor Ronald Day. Aquí les cuento un poco de lo que dice Mira y muy a grandes saltos lo que yo pude apreciar y vivir en aquella época. La historia comienza así.
 
Hace muchos años Ronald Day quien se decía era fans de Charytín de toda la vida, vivía en New York, y quería vivir en Miami. Un amigo de él que trabajaba en Univisión habló con Cristina para que le diera trabajo y la conductora cubana, que empleaba a todo el mundo, lo aceptó de inmediato.
 
Como todo. Al principio es luna de miel pero con el tiempo y la tensión de un programa diario comenzaron las fricciones. Cristina se convirtió en la reina de las tardes de Univisión, pero... Siempre hay un pero...Telemundo saca a Laura Bozzo a la palestra y le afecta los ratings del programa diario con lo cual Ray Rodríguez decide cancelarlo, aunque según los rumores, la verdadera cancelación vino porque el ex presidente de Univisión nunca le perdonó a Cristina que abandonara los estudios de sus instalaciones en la cadena y comprara el edificio donde hoy tiene todas sus oficinas y el set de grabación. De hecho cuentan que Cristina le mandó de regalo a Rodríguez una corona fúnebre cuando le quitó el espacio para dárselo Al Gordo y la Flaca.
 
En fin, cuando la tumbaron del reinado de las 4 de la tarde la cosa se puso peor y en este medio, aunque no lo crean, es normal por lo que nunca entendí la supuesta histeria de Ronald Day. La tensión de Cristina era muy fuerte. Con un fracaso a cuestas tenía que levantarse como el Ave Fénix para comenzar su programa de los lunes. Además producía el programa de Sofía Vergara y la revista Cristina.
 
En ese mismo tiempo (año 2000) Univisión lanza el canal de cable Telefutura para poner el programa Escándalo TV que pudiera competir en el mismo horario con el show Cotorreando de Telemundo conducido por Mauricio Zeilick y Graciela Mori (aunque Escándalo TV era tan malo que jamás se le acercó en los ratings a Cotorreando).
 
En cuanto se habla de Telefutura Ronald Day pide que lo trasladen y como no había personal lo ponen de vicepresidente de programación de ese canal de cable. Si mal no recuerdo en aquél entonces habían tres personas para sacarlo al aire. Pero lo peor viene ahora.
 
Cristina Saralegui era como una madre para una periodista llamada Luz María Doria. La puso de directora de su revista Cristina, y empezó a llevarla a su programa. La presentaba en cámara para que dijera chismes y quería enseñarle todos los resortes de su show, con el fin de que Doria, a quien quería como a una hija, la sustituyera porque pensaba retirarse. Según se decía hasta la hija de Saralegui sentía celos por ver el tratamiento que su madre le daba a Luz María. Era la consentida de la familia.
 
No recuerdo con exactitud pero tengo entendido que el mismo día en que le notifican a Cristina la cancelación del show Ronald Day le presenta su renuncia. Ya estaba contratado en Telefutura pero no sólo la abandona sino que se lleva con él a Luz María Doria, con lo cual la revista Cristina también queda a la deriva de un minuto a otro.
 
Una traición demasiado fuerte que tumbó a la conductora un mes en cama. Se vio abandonada por sus ''incondicionales'' en el momento en que más los necesitaba. Es más, Luz María, sin ni siquiera saber qué era una producción de televisión porque había estado alrededor de dos meses en el programa de Cristina, se fue a trabajar como productora ejecutiva de Escándalo TV, de hecho, según los rumores, ella solía decir: ''A mí me pagan por aprender a producir un show''. Pero así es este negocio televisivo, loco, venático, temperamental y muy lleno de puñaladas traperas.
 
¿Que Cristina tiene un carácter fuerte y el tacto de un elefante? Es cierto, ella misma lo dice pero es lamentable e injustificable cuando alguien muerde la mano del que te da de comer.
 
Sigo con el artículo de Mira donde afirman que Day y Cristina no volvieron a hablarse hasta que éste llegó a Univisión convertido en vicepresidente de programación. Desde el momento en que puso un pie en las instalaciones comenzó a exigirle a Cristina y a su gente mejorar el contenido del programa, tener una mejor producción y sobre todo números altos a pesar de que el Show de Cristina es el tercero en rating de la cadena, sólo superado por dos novelas.
 
Estaba clarísimo que le estaba declarando la guerra y quería cancelarla a como diera lugar. ''Muchas veces eran pedidos que no tenían razón y el bombardeo de emails con exigencias constantes no cesaban'', afirma la fuente que le dio las declaraciones a Mira.
 
La revista también expone que Ronald Day convenció al presidente César Conde de que era hora de jubilar al Show de Cristina para poner en su lugar el enlatado de ''Mujeres Asesinas''. Y con esta decisión, según Mira, por venganza y mala leche, le cancelaron el show a pesar de que tiene contrato hasta diciembre.
 
Obvio que con esta cancelación su equipo se quedó en la calle excepto Omar Fernández que será reubicado en el bodrio de Sal y pimienta, el programa que critica a Mira quien Baila que es una de las producciones más terroríficas y desacertadas que ha tenido Univisión.
 
Pero para seguir ampliando un poquito más, Cristina Saralegui no se quedará varada en el umbral de la puerta de su casa. No sólo está abriendo un negocio en New York y le rendirán tributo en Washington, sino que tiene en puerta otro programa para otra cadena.
 
Creo que tanto a Conde como a Ronald Day les salió el tiro por la culata. Pronto Univisión se quedará sin las novelas de Televisa y su programación ya no será igual. Y encima cancelan programas de ratings. La ignorancia es atrevida.
 
Y que conste, amplié un tantito (en lo que se puede porque existen muchas cosas que por ética nunca se dirán) la magnífica información de René Solorio de la Revista Mira por un comentario tergiversado de una persona de Telefutura que muy alegre vino a contarme que por fin Ronald Day podía vengarse de lo que Cristina le había hecho. La indignación hizo que el hígado me palideciera porque la gente habla sin conocer el trasfondo de la verdad.
 
También quiero aclarar que no soy amiga ni enemiga de ninguno de estos personajes pero al César lo que es del César y no me refiero a César Conde que, al paso que va, de conde lo bajarán a plebeyo. Lo único que falta es que Ronald Day saque a Raúl De Molina para sustituirlo por Charytín porque a Lili la dejarán por... mejor no sigo porque me desboco.
 
Ah!!! y esperen el regreso de Cristina porque de que viene con algo fuerte ni lo duden y sus declaraciones en el mes de diciembre, si es que libra la guerra contra Univisión, harán temblar la tierra...
 
Felicitaciones a René Solorio de la revista Mira por su investigación y recuerden que la venganza afecta más a quien la siente que a quien la padece.