CRISTIAN AGUILAR GAINESVILLE

 

PARA REGRESAR A LA PRIMERA PAGINA DEL NOTILOCO CLIK AQUI ,

 PARA ENVIARLE EL NOTILOCO  A UN AMIGO O CONTACTO CLIK AQUÍ    

 

UNIVERSIDAD DE LA FLORIDA ENTREGA POR PRIMERA VEZ GRADO POSTUMO A ESTUDIANTE COLOMBIANO ASESINADO VIOLENTAMENTE HACE UN AÑO.

Gainsville, Florida, Octubre 12 de 2013, Noticias RCN TV. En un sentido acto las directivas de ese centenario centro universitario entregaron a sus padres, Carlos y Claudia Aguilar, el Diploma que acreditaria a Cristian, su hijo de 18 años como ingeniero Biomédico.

Ya, hacia unos meses atrás, habían recibido de las mismas directivas de ese ente académico el anillo de grado y el pin que entregan a los egresados de esa carrera profesional. En el homenaje póstumo, al cumplirse un año de haber sido encontrado su cuerpo sin vida, desaparecido por mas de 3 semanas, se reveló además, la creación de una aplicacion para celulares denominada Cristian Aguilar destinada a reportar e informar sobre personas desparecidas en Estados Unidos.\

 

Christian Aguilar fue envenenado, según documentos de la corte

                  CLIK AQUI

           

 

 

 

 

          

 LOS CONFIDENCIALES DE GAINESVILLE Y COLOMBIA

 
Alvaro Botero director del Notiloco de Botero viajo a Gainesville el 4 de octubre con la cónsul general de Colombia en Orlando, María Matilde Londoño y Juanita Cárdenas asistente social del consulado.
 
El viaje tenía el propósito de ponernos a las órdenes y ayudar a una familia colombiana que está sufriendo un percance inesperado y quisimos conocer de viva fuente con la cónsul de Orlando como estaba el proceso del joven colombiano asesinado.
 
Su padre, Carlos Aguilar nos recibió en traje camuflado y machete en mano, ya que salía a internarse en los pantanos y la espesa selva, comandando un grupo de voluntarios al rescate de su hijo, Cristian.
 
Su madre, Claudia alterna sus horas diarias revisando cuentas, leyendo cartas y solucionando problemas, con la esperanza que le traigan buenas noticias de su hijo, permanece en un salón acondicionado por la policía de Gainesville .
 
 
Javier, un amigo de la familia se ha apersonado de coordinar la logística y llegada de voluntarios para empaparlos de lo sucedido. Nos colaboro desde el momento de nuestra presencia en Gainesville con los diferentes actores de este suceso o: “partida de ajedrez” como lo dice su abuela Maricela
 
Christian empezó a estudiar en la Universidad de la Florida de Gainesville el 27 de junio del 2012, a donde llego con mucho esfuerzo. Buscando, encontró ayuda económica de muchas instituciones y además, con un gran esfuerzo económico hecho por sus padres para su hijo pudiera llegar a ser un “Gators”
 
La familia llego a Gainesville, procedente de Miami, su abuela no llevo ropa porque tal y como expreso : " veníamos, lo encontrábamos rápidamente y nos regresábamos para la casa "
 
Durante toda la búsqueda la abuela cargaba una cobija de cuadros y en su andar por la selva gritaba el nombre de Christian a la espera de que, de pronto, le contestara, y al encontrarlo vivo, arroparlo con la cobija que cargaba en sus hombros para mitigarle el frio.
 
8 días antes del incidente la abuela Maricela lo esperaba, a este “cabezón” como ella cariñosamente lo llamaba para tomar café en su casa y mostrarle la cadena y la pulsera que su abuela le había regalado,  las cuales llevaba puestas el día fatal de sus desaparición.
 
El CD encontrado, había sido comprado por Pedro y Cristian; era de música Rap, metálica. Usualmente la mama de Cristian los recibía en su casa con diferentes amigos quienes se divertían escuchando música, La novia de Pedro, no deja de pasar por el puesto, establecido para coordinar la búsqueda de Cristian y para informarse del último reporte de la policía.
Los familiares, amigos y cuadrillas de búsqueda; quienes están todo el día en Gainesville se refugian dentro de la oficina de la policía; duermen, unos 10 familiares, en un dormitorio que les ha facilitado la Universidad para de allí salir a las 5 de la mañana a continuar la búsqueda.
 
Los padres de Cristian están muy agradecidos con toda la comunidad en esta ciudad estudiantil; en general, con los hoteles y restaurantes que les han ofrecido ayuda. Pero en especial con una señora americana de nombre, Jackie y su hija quienes recorren la ciudad para recoger los almuerzos que les donan.
 
No tenemos cabeza para recordar el pago de las facturas y cumplir con las obligaciones, venimos a caer en cuenta cuando nos ponen mensajes que estamos en mora en el pago de los servicios; y hemos intentado pagarlos por internet, pero la cuenta ha sido bloqueada por el banco por el ingreso a ella desde varios computadores diferentes, así que deben acudir a la ayuda de los amigos y vecinos en Miami para poder cumplir con sus obligaciones financieras.
 
 Pedro Bravo confeso a la policía haber tenido un altercado con Cristian y haberlo dejado inconsciente y malherido, según el atacante, fue lo primero que conoció la policía para detener a Bravo.
 
El padre de Cristian un hombre de mirada calculadora y definida, comento: “Si no encontramos el cadáver de Christian, desgraciadamente, [Pedro] puede salir libre y no voy a permitir que eso ocurra, yo continuare la búsqueda con los que me ayuden”.
 
Los estudiantes y voluntarios llegados de todas las latitudes regresaban de la búsqueda, principalmente en el extremo sur de Gainesville, donde peinaron áreas boscosas, caminos y estacionamientos en busca de alguna señal de Aguilar, quien está desaparecido desde el 20 de septiembre
 
La policía no ha dado detalles de las pruebas que han reunido en contra de Bravo, ex-compañero de clase de secundaria de Aguilar, y la última persona que fuera vista con el joven antes de su desaparición.
 
La policía pidió a todos los residentes que tengan vías de roca caliza en su propiedad que busquen señales de que el terreno haya sido excavado recientemente.
“El Departamento de Policía de Gainesville continuará la búsqueda de Christian Aguilar. La policía de Texas trajo caballos que están adiestrados a viajar por pantanos y zonas difíciles,
 
Bravo, a quien se acusa del asesinato de Aguilar, conocía muy bien la región ya que su “hobby” preferido era cazar y pescar en estos lugares en las horas de la noche.
Pedro Bravo había confesado a la policía que había golpeado brutalmente a Aguilar y lo dejó, “casi sin respirar”, en un estacionamiento cerca de un taller de motocicletas en Gainesville, según documentos judiciales.
 
La búsqueda en Gainesville se hace con helicópteros, cuatrimotos y perros. Un voluntario muy sofocado, cansado de la busqueda sin resultados, me dijo: “si tuviera los ojos azules o fuera rubio y alto ya lo hubieran encontrado”.
 
Ron Kozlowski, abogado de Bravo, declaró que probablemente la policía se apresuró a presentar la acusación de asesinato porque los padres de Bravo estaban planeando sacarlo en libertad bajo fianza, tal vez el viernes.
 
Los familiares de Cristian esperan que al ver a su padre, este lo convenza de dar la información sobre el lugar donde enterró y tiro el cuerpo de Cristian. Pedro Bravo es un tipo raro, ya que en una ocasión le dijo a Cristian: “tienes una mama muy linda y cordial la mía es fea y desagradable”.
 
A Bravo, de 18 años, también de Miami-Dade, se le negó la fianza el sábado por la mañana mientras hacía su primera aparición en la corte.
 
Bravo, quien está bajo observación de suicidio en la cárcel, apareció con cara seria en la cámara de la cárcel durante los procedimientos, usando una bata negra esponjosa de prevención de suicidio que iba desde los hombros hasta sus pies.
 
Aguilar, estudiante de primer año de UF que se graduó de la Escuela Preparatoria Academia Doral en el oeste de Miami-Dade, desapareció el 20 de septiembre. La última vez que se le vio vivo ese día estaba en una tienda Best Buy, con Bravo, su amigo y compañero de clases de la Academia Doral.
 
Bravo negó inicialmente que hubiera habido alguna pelea con Aguilar, y dijo a los detectives que dejó a Aguilar al lado de una carretera en el noroeste de Gainesville. Luego cambió su historia durante un interrogatorio: dijo que había golpeado a Aguilar y lo había obligado a bajarse del SUV, entonces lo golpeó de 10 a 15 minutos “hasta que la víctima perdió la conciencia”, dice el informe.
Bravo dijo entonces a los detectives que dejó a Aguilar “apenas respirando y sin moverse, tendido parcialmente sobre agua” cerca de una tienda de motociclismo en Gainesville. Bravo apagó entonces el teléfono celular de Aguilar y lo lanzó al bosque, según el informe del arresto.
 
Bravo llevó a la policía al área donde dijo que dejó a Aguilar, pero no encontraron señales de Aguilar ni del teléfono, que tenía una cubierta roja y que la policía quiere encontrar como una evidencia mas
 
Bravo, un estudiante del Santa Fe College en Gainesville, le dijo a la policía que se encontró con Aguilar en el campus de la UF en esa tarde y ambos fueron a Best Buy y a otros lugares en Gainesville, de acuerdo con el informe del arresto. Ellos comenzaron una discusión, le dijo Bravo a la policía, porque Aguilar comenzó a salir con la ex novia de Bravo, Erika Friman —también graduada de la Academia Doral y estudiante de Santa Fe.
 
Bravo dijo entonces a los detectives que dejó a Aguilar “apenas respirando y sin moverse, yaciendo parcialmente sobre agua” cerca de una tienda de motociclismo en Gainesville. Bravo apagó entonces el teléfono celular de Aguilar y lo lanzó al bosque, según el informe del arresto.
 
Los detectives registraron el apartamento de Bravo y encontraron la mochila de Aguilar escondida dentro de una maleta en el closet del dormitorio de Bravo, dice el informe. La policía también encontró manchas de sangre en “varios lugares” en el Chevy Blazer de Bravo. El Departamento del Cumplimiento de la Ley de la Florida lleva a cabo una prueba comparando muestras de ADN de la sangre para determinar si son de Aguilar.
 
La policía también encontró un recibo mostrando que Bravo adquirió una pala y cinta adhesiva cuatro días antes de la desaparición de Aguilar. La pala o la cinta no se han encontrado.
 
Con la ayuda de investigadores de la Universidad de Florida, los detectives encontraron trazas de piedra caliza en la camioneta de Bravo, los que los llevó a sospechar que el cuerpo de Aguilar “puede estar localizado cerca de áreas de piedra caliza”, dijo la policía.
 
Más de 300 voluntarios —la mayoría de lugares lejanos— se unieron el sábado a la policía para registrar los arbustos alrededor de Gainesville, pero nuevamente no encontraron rastros Aguilar.
 
Bravo fue acusado formalmente de este asesinato en primer grado, durante una comparecencia ante la Corte del Condado Alachua. Llevaba puesto un traje espumoso que cubría casi todo su cuerpo, para impedir que se haga daño a sí mismo.
 
Aunque no se ha detallado el motivo de Bravo para matar a Aguilar, personas conocedoras del caso han señalado que Aguilar había comenzado a salir con la ex novia de Bravo.
Según la acusación, Bravo confesó al ser arrestado haber golpeado a Aguilar dentro de su auto, el Chevy Blazer, hasta dejarlo sangrando y casi muerto. Bravo dijo además que abandonó a Aguilar con vida en un estacionamiento después de haberle dado la paliza.
 
Nadie desde entonces ha visto a Aguilar a pesar de haberse llevado a cabo una intensa búsqueda en la que han participado sus padres, sus ex compañeros de escuela en el Doral, y varios departamentos de policía.
 
Bravo estuvo en una tienda Best Buy a las 3:00 PM de ese mismo jueves junto con Aguilar y se conoce su ubicación en Gainesville a las 8:00 a.m. del viernes, cuando lo vio un compañero de vivienda (rommate).
 
Ademas de la mochila, la policía ha descubierto los recibos por la compra de una pala y cinta adhesiva en el cuarto que ocupaba Bravo en la zona universitaria de Gainesville.
Ello hace temer que Bravo pudo haber planeado el asesinato de su ex amigo, y el posterior ocultamiento del cadáver.
 
Han transcurridos muchos días de búsqueda en los bosques y pantanos en los alrededores de esta tranquila ciudad estudiantil, deberían ahora dirigir el rumbo de la búsqueda: dentro de galpones, barrancos, casas abandonadas, sectores poco concurridos, en sótanos, áticos, granjas, graneros y casas rurales
 
Después de haberse encontrado rastros de sangre en el vehículo de Bravo, éste fue acusado de homicidio y se encuentra bajo la custodia de la policía. Las autoridades investigan si se trató de un hecho premeditado, pero para adelantar las pesquisas correspondientes requieren hallar el cuerpo de Aguilar.
 
Las autoridades aseguraron que Pedro Bravo cambió varias veces su versión de los hechos. En una de estas, dijo haber golpeado a Aguilar por 10 o 15 minutos, dejándolo "ensangrentado, hinchado y casi sin respirar ni moverse".
 
La congresista Ileana Ros-Lehtinen indicó que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) ayuda a investigar la desaparición del estudiante de origen colombiano Christian Aguilar.
 
Esta corriente diversa de seres humanos-padres y abuelos, un soldado, una camionera, un ex activista de derechos civiles, estudiantes, y muchas otras personas- ha estado fluyendo durante más de una semana, desde sitios tan lejanos como Miami, San Agustín y Tampa, cada una de ellas conmovida por la muerte de Christian Aguilar, el querido adolescente que acababa de iniciar un nuevo y prometedor capítulo de su vida en la Universidad de la Florida.
 
150 voluntarios, así como 50 agentes de policía adicionales y 15 unidades montadas de todo el estado se unieron a la búsqueda, incluyendo el departamento federal de Aduanas y Protección Fronteriza, los jefes de policía de los condados de Lake y Hillsborough, y los departamentos de policía de Orlando y Cayo Hueso.
 
"Lo que están viendo hoy es la culminación del uso de todos nuestros recursos. Tenemos oficiales, unidades montadas, sabuesos y perros especializados en búsqueda de cadáveres", dijo el portavoz de la policía de Gainesville, Ben Tobias: "Todavía estamos tratando este caso como una búsqueda de una persona viva hasta que encontremos evidencia definitiva en sentido contrario".
 
Entre los agentes locales, ayudando en el caso, hay oficiales de la policía de Miami-Dade, bomberos de Miami-Dade, policía de Doral, bomberos de Miramar, policía de Sweetwater, policía de Medley y la oficina del sheriff del condado Palm Beach.
 
Las autoridades no revelaron qué pruebas obtuvieron para determinar si Aguilar, de 18 años y que desapareció el pasado 20 de septiembre, está muerto y sólo agregaron que continuarán con sus esfuerzos de búsqueda y pidieron a voluntarios a unirse a esas labores.
 
Bravo, también de 18 años, afronta también por este caso cargos de privar de tratamiento médico a una víctima de un crimen, un delito de tercer grado.
La última vez que se vio a Aguilar, nacido en Miami y cuyos padres son de Cali, fue aproximadamente las 22.00 GMT del 20 de septiembre.
 
Una docena de agentes acompañados del alcalde de la ciudad de Sweetwater: Manny Maroño cargaron un camión con vehículos todo terreno y enfilaron hacia el norte, donde ayudarán en las operaciones de búsqueda de Aguilar, el joven de 18 años de edad cuya familia reside en el sur de la Florida.
 
Es tanto el amor que le tienen a su patria en especial a Cali y No es extraño para esta familia de caleños que cuando suena uno de los celulares, en el tono del telefono suena: “Cali Pachanguero.”
 
Por: Alvaro Botero
Colaboracion de:
Juanita Cárdenas, Fuentes: El Herald, Policía Gainesville, Familiares y amigos

 

Llegan cartas de agradecimientos de colegas. De medios que no soportan haber publicitado a Obama. De organizaciones sin animo de lucro que agradecen nuestra colaboración. CLIK AQUÍ
 
PARA ENVIARLE EL NOTILOCO A UNO DE SUS CONTACTOS LEA BIEN ESTE RECUADRO AZUL
 
     
 

 

 

 

Los textos de estos tres email que reproducimos son los siguientes:    

LA BARCA DE CALDERON

 

REVISTA CARTELES

 

DESFILE DE MODAS SHARING FOR KINDS

 
 LOS EMAIL ORIGINALES  AQUI ABAJO