FORO URBANO MUNDIAL MEDELLIN

 PARA REGRESAR A LA PAGINA PRINCIPAL DEL NOTILOCO CLIK AQUI

 

Medellín abre sus puertas al mundo                                 durante el Foro Urbano Mundial                                          TODA LA INFORMACION CLIK AQUI 

                         

 Más de 25.000 participantes de los cuales 8.000 provienen de 164 países y un 40% de distintas ciudades de Colombia

Minuto30.com.- La capital antioqueña está preparada para recibir a más de 25.000 personas en el Centro de Convenciones Plaza Mayor donde se concentrará la agenda académica del Foro Urbano Mundial y la Expo que mostrará las mejores prácticas en desarrollo urbano, así como más de 160 eventos en la ciudad que harán de Medellín un verdadero laboratorio viviente y ejemplo de transformación. 

 

HOMENAJE DESDE EL EXTERIOR PARA NUESTROS GOBERNANTES

 

POR SUS REPETIDOS ÉXITOS, QUE RETUMBAN EN EL MUNDO ENTERO 

 

DESE UNA PASADITA POR MEDELLIN

 
  Si Dios sacara  vacaciones de seguro las pasaría en Medellín en el primer piso del valle del Aburra.
 El segundo piso incluye el valle de Rionegro intermedias donde se encuentra el pinchadísimo aeropuerto José Maria Córdoba
 
En Medellín, la amabilidad es un oficio. La hospitalidad una religión. El amor al prójimo un sentimiento.
 
Medellín en pocas palabras es un pañuelo de amor.
 

Es tan amañadora la Bella Villa que por ley, todo colombiano debería visitarla una vez por año.

 

 Hay que ir a “Medallo” no solo a llenarse de paisaje, a darle de comer al ojo viendo mujeres bellas y posibles; si no a llenarse de ideas.

 

 En Antioquia hay tres o cuatro  ideas nuevas por paisa cuadrado

 

  Medellín es la tacita de plata o la batea nás bella del mundo y diez metros a, la redonda

 

  Las mujeres paisas son pispas y las feas mínimo son amañadoras.

 La paisa es firme, amañadora, tierna, romántica, celosa, camelladora y brava. Por eso tienen la culpa de tanta maternidad repetida.

 

  En Medellín usted pregunta una dirección, se la dan y lo invitan almorzar como mínimo.

 

 En la capital de la Montaña vive la segunda Trinidad Bendita  metida en un verso de Gregorio Gutiérrez”: Salve, segunda trinidad Bendita, salve, frijoles, mazamorra, y arepa.

 La consigna es: Ver a Medellín y después morir. No es original pero si es así.

 

   Hablar mal de Medellín es no conocer Medellín.

 

 Un aguardiente estampillado o una tapetusa que se niega aportar al fisco, no se le niega a nadie.

 

Si le quiere arrancar al tute, al dado, al domino, al póker, al fierro, a la 31, o al zanahorio parquez, no lo busque mas:        En Antioquia le calman esa angustia de tahúr que todos llevamos dentro.

 

  El clima de Medellín se quedó en primavera. El sol calienta sin incomodar al sujeto.

 

Cuando el sol se emberrionda, el Max Enríquez celestial le baja volumen a “Jaramillo” apellido que le tienen  al sol los paisas

 

Para los parranderos, la Vuelta a oriente es el pecado capital de la rumba paisa.

 

 No le quepa duda: Los paisa nos volvemos sectarios cuando hablamos de Medellín.

 

 Y no se atortole Se puede hablar de Medellín sin meter narcocharla al asunto

 

 Haga algo por su biografía: “Dese un duchazo por Medellín”  Que lo va a recibir el alcade de Medellin Anibal Gaviria y como minimo lo invita a su despacho a tomarse un tintico  acomodándole por los lados un buñuelo y si se las pasa de conchudo lo invitan a una bandeja paisa en la casa del gobernador

 

                                 

 

 

                  CLIK EN EL BOTON ROJO 

 

 

 

 

 

 

EL NOTILOCO

  Si Dios sacara  vacaciones de seguro las pasaría en Medellín en el primer piso del valle del Aburra.

El segundo piso incluye el valle de Rionegro intermedias donde se encuentra el pinchadísimo aeropuerto José Maria Córdoba

  En Medellín, la amabilidad es un oficio. La hospitalidad una religión. El amor al prójimo un sentimiento.
 
Medellín en pocas palabras es un pañuelo de amor.
 
Es tan amañadora la Bella Villa que por ley, todo colombiano debería visitarla una vez por año.
 
 Hay que ir a “Medallo” no solo a llenarse de paisaje, a darle de comer al ojo viendo mujeres bellas y posibles; si no a llenarse de ideas.
 
 En Antioquia hay tres o cuatro  ideas nuevas por paisa cuadrado
 
  Medellín es la tacita de plata o la batea nás bella del mundo y diez metros a, la redonda
 
  Las mujeres paisas son pispas y las feas mínimo son amañadoras.

 La paisa es firme, amañadora, tierna, romántica, celosa, camelladora y brava. Por eso tienen la culpa de tanta maternidad repetida.

  En Medellín usted pregunta una dirección, se la dan y lo invitan almorzar como mínimo.
 
 En la capital de la Montaña vive la segunda Trinidad Bendita  metida en un verso de Gregorio Gutiérrez”: Salve, segunda trinidad Bendita, salve, frijoles, mazamorra, y arepa.

 La consigna es: Ver a Medellín y después morir. No es original pero si es así.

   Hablar mal de Medellín es no conocer Medellín.

 Un aguardiente estampillado o una tapetusa que se niega aportar al fisco, no se le niega a nadie.
 
Si le quiere arrancar al tute, al dado, al domino, al póker, al fierro, a la 31, o al zanahorio parquez, no lo busque mas:        En Antioquia le calman esa angustia de tahúr que todos llevamos dentro.
 
  El clima de Medellín se quedó en primavera. El sol calienta sin incomodar al sujeto.
 
Cuando el sol se emberrionda, el Max Enríquez celestial le baja volumen a “Jaramillo” apellido que le tienen  al sol los paisas
 
Para los parranderos, la Vuelta a oriente es el pecado capital de la rumba paisa.
 
 No le quepa duda: Los paisa nos volvemos sectarios cuando hablamos de Medellín.
 
 Y no se atortole Se puede hablar de Medellín sin meter narcocharla al asunto
 
 Haga algo por su biografía: “Dese un duchazo por Medellín”  Que lo va a recibir el alcade de Medellin Anibal Gaviria y como minimo lo invita a su despacho a tomarse un tintico  acomodándole por los lados un buñuelo y si se las pasa de conchudo lo invitan a una bandeja paisa en la casa del gobernador