AEROPUERTO 100 LATINOS

 

                  

    

 

           Mensajes que constantemente recibimos de  Sandra Cortes
 
            La intensidad de tu envidia, es equivalente a la velocidad de mi progreso
            y por lo regular es una declaración de inferioridad y es un vicio sin deleite
            que atormenta cuando se disimula y desacredita cuando se conoce