IVAN MARQUEZ FELIX DE BEDOUT

 

PARA MANDARLE ESTA PAGINA A UN AMIGO CLIK AQUI

PARA REGRESAR A LA PRIMERA PAGINA LINK AQUI 

 

 No hemos dicho que sea requisito judicializar a Uribe: alias Iván Márquez

 Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez en entrevista con Félix de Bedout Foto: captura de Youtube.

El miembro del secretariado de las Farc aseguró que el procurador Alejandro Ordóñez "está inventando cosas

 

 El pasado 8 de octubre, el Gobierno y las Farc concluyeron el ciclo 42 de negociaciones de paz en La Habana, Cuba, en medio de fuertes disputas sobre los alcances del pacto suscrito entre el presidente Juan Manuel Santos y el máximo líder de la guerrilla para sellar la paz a principios de 2016.

 El texto completo del acuerdo sobre Justicia Transicional, que ha sido el tema más complicado del proceso de paz desde que se empezó a desarrollar en noviembre de 2012, contiene 75 puntos que hasta la fecha no han sido publicados. El pasado 23 de septiembre se dio a conocer únicamente una nota informativa de 10 puntos.

Ambas partes, Gobierno y guerrilla, hicieron el compromiso de firmar la paz antes del 23 de marzo de 2016; tras esta fecha, las Farc comenzarán a desarmarse 60 días después para convertirse en movimiento político.

 El acuerdo contempla hasta el momento la creación de un tribunal especial, juicios y penas de cárcel para responsables de crímenes de lesa humanidad, toma de rehenes, ejecuciones extrajudiciales y violencia sexual, pero amnistía para delitos políticos.

El próximo ciclo de negociaciones, el número 43, comenzará el próximo 27 de octubre. Cabe recordar que el conflicto armado interno de medio siglo ha dejado en Colombia 220.000 muertos y seis millones de desplazados, según cifras oficiales.

 A propósito de los avances conseguidos en los acuerdos de paz, alias Iván Márquez, jefe negociador de la guerrilla de las Farc, habló con Feliz Regreso.

Feliz Regreso: ¿Por qué estos diálogos de La Habana no van a terminar en un fracaso como otros procesos similares?

  El pasado 8 de octubre, el Gobierno y las Farc concluyeron el ciclo 42 de negociaciones de paz en La Habana, Cuba, en medio de fuertes disputas sobre los alcances del pacto suscrito entre el presidente Juan Manuel Santos y el máximo líder de la guerrilla para sellar la paz a principios de 2016.

 El texto completo del acuerdo sobre Justicia Transicional, que ha sido el tema más complicado del proceso de paz desde que se empezó a desarrollar en noviembre de 2012, contiene 75 puntos que hasta la fecha no han sido publicados. El pasado 23 de septiembre se dio a conocer únicamente una nota informativa de 10 puntos.

Ambas partes, Gobierno y guerrilla, hicieron el compromiso de firmar la paz antes del 23 de marzo de 2016; tras esta fecha, las Farc comenzarán a desarmarse 60 días después para convertirse en movimiento político.

 El acuerdo contempla hasta el momento la creación de un tribunal especial, juicios y penas de cárcel para responsables de crímenes de lesa humanidad, toma de rehenes, ejecuciones extrajudiciales y violencia sexual, pero amnistía para delitos políticos.

El próximo ciclo de negociaciones, el número 43, comenzará el próximo 27 de octubre. Cabe recordar que el conflicto armado interno de medio siglo ha dejado en Colombia 220.000 muertos y seis millones de desplazados, según cifras oficiales.

 A propósito de los avances conseguidos en los acuerdos de paz, alias Iván Márquez, jefe negociador de la guerrilla de las Farc, habló con Feliz Regreso.

Feliz Regreso: ¿Por qué estos diálogos de La Habana no van a terminar en un fracaso como otros procesos similares?

 Iván Márquez: Hay una determinación de las partes de buscar fórmulas de acuerdo que permitan llegar a la terminación del conflicto. Se requiere que las dos partes quieran llegar a un acuerdo y creo que esa es la situación que estamos experimentando en este nuevo intento por lograr ese propósito superior aquí en La Habana.

Feliz Regreso: Muchos temen que estos diálogos sean una forma de ganar tiempo para que las Farc recuperen terreno militar que han perdido en los últimos años.

 Iván Márquez: Creo que esa afirmación no tiene ningún fundamento. Mucha gente ha leído los trinos recientes del comandante de las Farc, Timochenko, donde incluso considera seriamente la posibilidad de suspender el reclutamiento. Nosotros hemos avanzado suficientemente, creo que este proceso que desarrollamos aquí en La Habana no tiene reversa ni marcha atrás,. Esperamos que la contraparte también se disponga a despejar el camino y de esa manera pensamos que en poco tiempo, relativamente, podamos llegar a la firma del acuerdo de paz.

Feliz Regreso: ¿Reconocerían que tiene que ver con que la fortaleza militar de las Farc hoy no es la misma que la que tenían en época del Caguán?

 Iván Márquez: Hemos sido claros al plantear que este no es un proceso de sometimiento ni tampoco una conversación entre un vencedor y un vencido. Estamos trabajando conjuntamente con el Gobierno de Colombia por alcanzar una paz que nos ha sido tan esquiva durante tantas décadas

Feliz Regreso: Ustedes no hablan de entrega de armas sino de una dejación de armas. ¿Tendrán la posibilidad de retomarlas?

 Iván Márquez: Dejación de armas, lo hemos explicado reiteradamente, es no utilización en política por las partes. Las Farc no las van a utilizar en política, pero el Estado debe garantizarse que las armas no se van a utilizar ni incluir en actividad política para no desembocar en situaciones como el exterminio de una opción política como ocurrió en el pasado con la Unión Patriótica. Además agregamos un punto enmarcado en la Constitución y es que nos gustaría ver al Ejército jugando el rol de defensa de la frontera que se le ha asignado  y no tanto un ejército involucrado en el orden interno que es un asunto que le compete a la Policía Nacional, Tampoco va a ocurrir una destrucción de las armas, tienen un símbolo muy grande para las Farc. Sobre dónde vamos a tener las armas, puedo decirle con toda seguridad que las vamos a colocar lejos.

Feliz Regreso: ¿Cuba puede ser uno de esos países?

 Iván Márquez: No nos anticipemos, esperemos que el tiempo transcurra y seguramente pensaremos qué hacer con las armas físicamente. Por ejemplo, construir un museo que esté recordando siempre que esto que hemos vivido no debe repetirse.

Feliz Regreso: Si las Farc firman la paz, entran a la vida civil y de pronto no les gusta lo que pasa después del proceso, se devuelven y retoman esas armas…

 Iván Márquez: América Latina y el mundo no tolerarían que se faltara a la palabra. De modo que pensando en esa perspectiva, nosotros no le vemos mayor inconveniente.

Feliz Regreso: El Procurador ha dicho que las Farc tienen como exigencia, casi personal, el enjuiciamiento del expresidente Álvaro Uribe. ¿Para ustedes es un requisito?

 Iván Márquez: Nosotros no hemos dicho eso, el Procurador inventa cosas, con todo respeto. No está plasmado en ningún documento. El expresidente Uribe ha dicho que este proceso de paz tiene que adelantarse sin impunidad y nosotros hemos dicho “de acuerdo”. Pero es para todos. Pero no hemos dicho que Uribe debe quedar en las profundidades de la cárcel, como a “Simón Trinidad” al cual él mandó injustamente a los Estados Unidos.

Feliz Regreso: ¿Debe ser enjuiciado el expresidente Uribe, según usted?

 Iván Márquez: No quiero volver a tocar temas polémicos. La Jurisdicción Especial de Paz es un sistema que cobija a todas las partes. Simplemente quiero decir eso.

Feliz Regreso: ¿Se puede hacer la paz sin tener en cuenta la representación política en la sociedad del expresidente Álvaro Uribe hoy en día?

 Iván Márquez: No, el expresidente Uribe tiene que sumarse a esto. Tiene que haber un acuerdo político. Claro, ahora las encuestas favorecen al proceso de paz.

Feliz Regreso: ¿Cuál es su aspiración personal en el momento en que se firme la paz?

 Iván Márquez: Mi aspiración fundamental es consolidar la paz, tal vez a eso se le pueda llamar “misionero de la paz” y para mí es motivo de satisfacción.

 Noticia en desarrollo